Pirates of the Caribbean: Dead Man’s Chest (2006)

Gore Verbinski / J. Depp – O. Bloom

Maccus: Turns out not even Jack Sparrow can best the devil!

Davey Jones: I *am* the sea.

La secuela vuelve a vendernos a Jack Sparrow como un esencial “buen mal pirata”. El prescindible resto está más resignado a su rol y entonces lo hace con más que digna gracia.

El leit-motiv musical nos despierta en ocasiones durante las largas 2 horas y media. Bien.

La trama, el universo y los detalles que se construyen son magníficos y de videojuego, reminiscencias del grandioso Monkey Island y de la atracción del parque de Disney. No necesitan a las personas, existen por sí mismas, inverosímiles y encantadoras.

Como segunda no decepciona, al contrario. Supera bien las expectativas, como ocurrió con la primera, pero por eso también repite.
La tercera debe (de) ser la mejor por las recurrencias, por los ingresos y regresos. Por la explosión inclusiva y universal. (Más que un deseable para otras sagas).

The dice game that Will Turner plays with Davy Jones is called Liar’s Dice, a gambling game where each player has to make consecutively higher bids based upon how many of each die they claim are on the table (two threes, four fives, etc.), until a player is called a liar, in which case all the dice are shown and it’s seen if the bid is correct.

~ por onomatopoeias en julio 24, 2006.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: